Contabilización individual consumos calefacción/ACS

En la gran mayoría de los edificios residenciales con un sistema de calefacción central, los gastos se reparten entre los vecinos a partir de criterios poco rigurosos, como los metros cuadrados de la vivienda, sin llegar a satisfacer las necesidades energéticas de todos los vecinos por igual.

Por ello, la legislación europea (Directiva 2012/27/UE) obliga desde 31 de diciembre de 2016 a que todas las casas controlen de forma individualizada el consumo de calefacción, con lo que cada vecino será consciente de lo que gasta y podrá ahorrar entre un 15-20% del consumo energético de calefacción.

La contabilización del consumo de calefacción se podrá realizar a través de dos métodos, dependiendo de cómo se realiza la distribución térmica por el edificio; contadores de energía o repartidores de costes.

Distribución por anillo: CONTADORES ______ Distribución por columnas: REPARTIDORES DE COSTES